martes, 6 de marzo de 2018

Cómo detectar el bullying en tus hijos y qué hacer

Preescolar, Primaria y Secundaria

Todos hemos visto, ya sea en televisión o en el cine, la escena del maloso que está listo para golpear a un niño más chico que él  en el patio del colegio. El motivo usualmente es una tontería: no le dio el dinero del almuerzo… Esto es bullying. En las pantallas puede no parecer tan escalofriante, pero lo cierto es que muchos niños se enfrentan a esta realidad en la escuela cada día.  Aunque este tema ha captado la atención de la opinión pública en los últimos años, la realidad es que el bullying ha existido desde hace mucho tiempo. 

Nadie es cien por ciento inmune al bullying, y por esto es importante que tú tengas en mente estas señales para detectar si algunos compañeros están empeñados en causarle dolor físico o emocional a tu hijo. 
  1. Marcas inexplicables de golpes: moretones, cortes, raspones…
  2. Pérdida de objetos personales: lunch, dinero, útiles escolares, prendas…
  3. Falta de ganas de ir a la escuela
  4. Cambios de personalidad y conducta
  5. Presencia de sentimientos de tristeza, ansiedad, preocupación, enojo…
  6. Quejas de malestares físicos y visitas frecuentes a la enfermería del colegio
  7. Dificultad para dormir, frecuentes pesadillas, orina en la cama
  8. Cambios en los hábitos alimenticios
  9. Espera hasta llegar a casa para usar el baño (los baños, al no contar con supervisión, son percibidos como lugares donde se puede ser víctima de bullying)
  10. Baja en las calificaciones

Lo más usual es que los niños no digan abiertamente que están siendo molestados por sus pares. Esta es una situación que les causa muchas vergüenza, por lo que hablar sobre ella es difícil. Si sospechas que tu hijo está siendo lastimado en el colegio, puedes hacerle preguntas directas: ¿has estado comiendo tu lunch?, veo que perdiste tus lápices de colores, ¿alguien te los quitó?, tu suéter está roto, ¿alguien lo hizo? Observa las reacciones de tu hijo, no sólo lo que te dice. El lenguaje corporal y el silencio son muy poderosos. De ser necesario, también puedes recurrir a un compañero o amigo de tu hijo, quizá este te dé más información.

Tampoco olvides que el bullying no siempre ocurre en la escuela. Procura descubrir cuándo y en qué lugar está ocurriendo ese problema.

Brinda la mejor educación Preescolar, Primaria y Secundaria en el Colegio Británico.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

5 recomendaciones de Harvard acerca de la educación

Actualmente, el 80 por ciento de los niños consideran que sus padres están más preocupados por su propia felicidad y logros personales, ...