martes, 6 de marzo de 2018

Cómo tener hijos responsables

Preescolar, Primaria y Secundaria

Lograr que los hijos desarrollen virtudes es parte fundamental del trabajo de los padres. Estas les permitirán afrontar la vida con valentía y con decoro y los ayudarán a ser la mejor versión de ellos mismos en cada circunstancia que se les presente. Una de las virtudes que los niños comienzan a desarrollar en casa, desde muy pequeños, es la de la responsabilidad. 

La responsabilidad, que es la característica de una persona que conoce cuáles son sus obligaciones y que actúa conforme a ellas, prepara a los niños para asumir sus tareas y las consecuencias de sus decisiones en la vida adulta. La irresponsabilidad, por su parte, es la que termina por “lisiar” a una persona, por convertirla en un ser que no es capaz de ver cuáles son sus deberes para su persona, su familia y la sociedad en la que vive. 

Para ayudar a los hijos a tener una vida feliz y productiva, los padres deben procurar inculcarles la virtud de la responsabilidad. A continuación encontrarás una lista de tips que podrán ayudarte a cumplir esta importante tarea. 

1. Da ejemplo. Dicen que el ejemplo arrastra. Si te la pasas sermoneando a tu hijo sobre la importancia de la responsabilidad, pero no demuestras esto con tus actos, el niño no te va a creer. No puedes exigirle que se haga responsable de la limpieza de su cuarto si el tuyo está hecho un verdadero desastre. 

2. Dialoga. No basta con sermonear; aprende a dialogar. Convence a tu hijo sobre la importancia que tiene la responsabilidad en la vida ordinaria: dialoga sobre las consecuencias positivas y negativas que las decisiones tienen en la vida de las personas. 

3. No hagas todo por ellos. Si tu hijo ya tiene 13 años, ya está lo suficientemente grandecito para hacer muchas tareas en la casa. Si a esa edad le sigues tendiendo la cama, ¿cómo crees que se va a hacer responsable? Si tu hijo ya es capaz de hacer ciertas cosas, no las hagas por él. 

4. Permite que cometan errores. Dejar que cometan errores y que asuman las consecuencias de sus acciones es una buena forma de inculcarles la importancia de la responsabilidad. Deben asumir las consecuencias de sus actos y actuar en consecuencia.

5. No manejar sus asuntos escolares. Como padre, tu responsabilidad es pagar la colegiatura y asistir a las juntas escolares, pero la responsabilidad de tu hijo es hacer sus tareas, ser puntual, cumplir con sus horario, tener buenas calificaciones, etcétera. Si tú tienes que llevarle la agenda y anunciarle cuándo son sus exámenes, algo no está funcionando bien. 

Brinda la mejor educación Preescolar, Primaria y Secundaria en el Colegio Británico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

5 recomendaciones de Harvard acerca de la educación

Actualmente, el 80 por ciento de los niños consideran que sus padres están más preocupados por su propia felicidad y logros personales, ...