jueves, 19 de abril de 2018

¿Cómo disciplinar a tus hijos?



En ocasiones, las medidas de disciplina que aplican los padres a sus hijos son confundidas con actos crueles o faltos de afecto.

Sin embargo, establecer normas, límites y consecuencias a las actitudes de nuestros niños, son maneras de mostrarles amor, y de prepararlos para una sana convivencia familiar y social en el futuro.

Durante la infancia, los padres son la principal fuente de afecto y protección, pero también son las primeras figuras de autoridad que todas las personas tenemos en nuestras vidas. Lo ideal es llenar los dos ámbitos de manera adecuada. 

Además de amarlos, fomentar en tus hijos valores como la disciplina, responsabilidad y empatía, son acciones que los concientizan de las consecuencias que sus actos tienen en los demás, lo cual sin duda te agradecerán en las futuras etapas de su vida. 

¡Respira! Nadie nace sabiendo educar. Aunque pueda resultarte complicado, sin duda habrá momentos en que será necesario reprender y aleccionar a los pequeños por su comportamiento. 

Para no sufrir en el intento, te presentamos algunas claves que te ayudarán:


  1. Muéstrale las consecuencias: Como dijimos anteriormente, todo acto tiene una consecuencia, que no siempre es positiva. Muéstrale ambos panoramas, bueno y malo, para que pueda estar consciente antes de actuar. 
  2. Establece normas: Las normas funcionan como reguladoras de la conducta, y establecen la manera correcta de hacer las cosas. Establece las normas de tu hogar y enséñale a tu hijo a respetarlas. 
  3. Establece sanciones: Al incumplir alguna de las normas acordadas en el hogar, aplica una sanción. Las sanciones sirven para enmendar lo que se hizo mal, y como lección para no volverlo a hacer de esa manera. 
  4. Guarda la calma: Cuando un hijo desobedece las reglas, emociones como el enojo y la frustración pueden nublarnos. En estos casos, es importante guardar la calma y recurrir a los puntos anteriores, explicando la consecuencia del acto incorrecto, y aplicando la sanción sin caer en reclamos ni mensajes negativos. 
  5. No negocies: Una vez establecida la sanción que tiene el incurrir en determinado acto, no disminuyas ni incrementes su intensidad, ni modifiques las reglas. Apegarse a lo previamente acordado dará a tu hijo un importante mensaje de honestidad y responsabilidad.

Si te interesa más información sobre la educación de tus hijos visita nuestra página de Preescolar en Guadalajara del Colegio Británico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

5 recomendaciones de Harvard acerca de la educación

Actualmente, el 80 por ciento de los niños consideran que sus padres están más preocupados por su propia felicidad y logros personales, ...