jueves, 19 de abril de 2018

¿Qué hacer con la mala conducta?


Aunque el desenvolvimiento escolar de los niños está influido por diversos factores, como son las habilidades cognitivas, entorno familiar y recursos académicos, hay uno en particular que suele definir la capacidad de avance que se logra dentro del aula.

Se trata de los problemas de conducta, originados por un inadecuado control de las emociones del menor, producto de la crianza e incuso de problemas orgánicos.

Hiperactividad, agresividad, rebeldía, acciones violentas y falta de atención durante las clases, son algunos de los síntomas frecuentes de los problemas de conducta. 

Además de disminuir su propio rendimiento, el niño que los padece pone en jaque al resto de la clase, convirtiéndose en un obstáculo común.

Padres y maestros tienen mucho por hacer ante este tipo de casos. Identificar a quien los padece y encontrar una asesoría adecuada son dos de las maneras que tienen de intervenir. 

Algunas otras son las siguientes:
  • Evaluar: El punto de partida debe ser la concientización y comprensión del problema que ocurre. Generalmente, detrás de un niño con problemas de conducta se encuentran carencias afectivas, autoestima baja, padres ausentes y necesidad de atención. Localizar alguno de esos síntomas puede conducir a la raíz del problema. 
  • Establecer una dinámica de convivencia: Entendiendo que existe una disfunción en la convivencia, el docente puede establecer una dinámica de convivencia que implique reglas de respeto y límites de conducta, así como sanciones en caso de incumplirlas. 
  • Desviar la atención: Cuando la conducta problemática se presente, el maestro debe orientar la atención del grupo hacia otras cosas, dando espacio para que el niño afectado se recupere del episodio.  
  • Reconocer avances: A medida en que se vaya logrando una mejor integración y dinámica de grupo, es importante mencionarlo y reconocer el resultado de la disposición y esfuerzo de todos. 
  • Coordinación con padres: Aunque la participación del maestro es crucial para que el niño en cuestión pueda superar el problema de conducta y participe en la dinámica de enseñanza-aprendizaje, la observación y participación activa del núcleo familiar hará que la dificultad pueda superarse con mayor prontitud.

Descubre una mejor educación Preescolar en Guadalajara en nuestro Colegio Británico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

5 recomendaciones de Harvard acerca de la educación

Actualmente, el 80 por ciento de los niños consideran que sus padres están más preocupados por su propia felicidad y logros personales, ...